Las tareas de un diseñador gráfico son muy variadas y dependen del trabajo que se esté realizando, pueden ir desde el ámbito de las impresiones hasta los proyectos multimedia, lo que da una idea de todo lo que hace un diseñador gráfico en su vida profesional.
Las tareas más conocidas de un diseñador gráfico son en el área de impresión al crear diseños de libros, revistas, cubiertas de CD, pósters, folletos, diseño de logotipos empresariales, papelería personalizada, catálogos, tarjetas profesionales, bocetos e incluso los diseños impresos que llevan algunas camisas, pero por supuesto esta es solo una pequeña parte de todo lo que pueden hacer.
Además de imprimir logotipos hay muchísimas tareas y especializaciones en donde el diseñador gráfico se puede desempeñar, entre ellas podemos mencionar que son los responsables del diseño de la imagen de marcas e identidades corporativas, realizar ilustraciones tradicionales y en digital, de desarrollar proyectos de diseño  y realizar el diseño de publicidad en envases conocido como (Packaging), entre muchas otras tareas.
El artista gráfico como también es conocido este profesional tiene la capacidad de desarrollar diversas tareas al poseer destrezas muy variadas y que con el auge del internet, redes sociales y diversificación de los medios de comunicación existe un mundo de posibilidades para que el diseñador gráfico se desempeñe.